Cita del día



CITA DEL DÍA: “El matrimonio es tratar de solucionar entre los dos problemas que nunca hubieran surgido al estar solo” (Eddy Cantor).

Entrada antigua de la semana

ENTRADA ANTIGUA DE LA SEMANA: La novia del ordenador


miércoles, 25 de julio de 2012

Las novedades ortográficas de 2010






He estado mirando un poco más en profundidad las novedades ortográficas publicadas por la RAE a finales de 2010, porque hasta ahora me había limitado a echarles algún vistazo a través de resúmenes que había ido encontrando. AQUÍ las he localizado bastante bien explicadas. La mayoría de ellas me resultan coherentes, pero hay algunas a las que apetece no hacerles ni puñetero caso. Parece que como la ignorancia vuelve la espalda a la ortografía, tenga que ser la ortografía la que deba adaptarse a la ignorancia.

Puedo llegar a aceptar (con algún reparo) que se haya dado marcha atrás a la acentuación de los pronombres demostrativos (este, ese, aquel y sus correspondientes femeninos y plurales), por considerar que se estaba poniendo una tilde innecesaria para la correcta pronunciación por parte del hablante. El  argumento  sería impecable si el motivo por el que hasta ahora se acentuaban hubiera sido ese (sin acento), sin embargo todos sabemos que se hacía para distinguirlos de los adjetivos demostrativos. Dejémoslo en que es un cambio de criterio. La verdad es que yo hasta ahora no he querido darme por enterado.

Lo que ya no me  encaja en  absoluto es que se haya eliminado de un plumazo la tilde en palabras como  guion o truhan, argumentando que no existe uniformidad en su pronunciación por parte de los hablantes, incluso dando las bendiciones a que cada cual pueda seguir utilizándolas como le venga en gana. En este caso la tilde indicaba que se debía deshacer el diptongo y pronunciarlas como bisílabas, pero parece como si se hubiera tirado la toalla en la búsqueda de que nuestra lengua sea lo más homogénea posible.

Vienen a decirnos que llevamos muchos años haciendo el canelo por acentuar la conjunción disyuntiva o al ser escrita entre cifras, porque la letra o es distinta del número cero y porque entre las cifras y la letra debe haber una separación suficiente como para que no pueda confundirse 2 o 3 con 203. Con el mal que nos daban en el colegio con el dichoso acento, ahora resulta que lo poníamos por capricho.

Como  ahora se han dado cuenta de que existen los espacios, nos aconsejan que los utilicemos para agrupar los dígitos de tres en tres (124 000 en vez de 124.000). El punto nos lo recomiendan (mejor que la coma) para separar la parte decimal. Si no lo he entendido mal, de aquí puede salir más de un enfrentamiento. Si a mí me escriben que me van a pagar 2.500 euros espero que me den dos mil quinientos, porque si me dan dos y medio engancho a quien sea del pescuezo.

Al que fue tu marido ya puedes incorporarle la preposición ex sin separación (exmarido en vez de ex marido) siempre y cuando le fueras fiel, porque cuando hay que aplicarla a un nombre compuesto (como portador de cuernos) debe ponerse separada. Mucho más en este caso, en el que si se uniese a la primera palabra (exportador de cuernos) parecería que el susodicho hubiese convertido tu infidelidad en su profesión.

Por último decir que alucino con que se llame definitivamente zeta a nuestra última letra del abecedario (recalcando, además, que escribir ceta ya es incorrecto), sin tener en cuenta que escribir ze se considera falta en nuestra lengua. Al  final va a resultar que Leticia también tiene que escribirse con z.

36 comentarios:

  1. Gracias por ponernos al día. La verdad es que yo tampoco estoy de acuerdo en ninguno de los cambios. Me parece que los de la Rae se aburren mucho últimamente. Yo seguiré escribiendo como siempre. Muy bueno lo del marido. :)Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí muchos no me parecen mal, Susana, pero hay otros que me hacen subirme por las paredes. Tú escribe como quieras, que lo haces muy bien.
      Besos.

      Eliminar
  2. Mira, yo estoy muy cabreada con este (sin tilde) tema, yo sigo poniendo las tildes porque me da la gana, y para mí no es lo mismo éste que este caso.
    Lo de la o sin acento entre número otra barbaridad a la que tampoco pienso hacerle caso, y lo del punto y la coma en los números ya no tiene palabras.

    Es triste, que después de esforzarse una y estar orgullosa por no cometer faltas de ortografía y criticar a quienes las cometen, ahora si me empeño en no ponerme al día, como pienso hacer, seré yo la que las cometo mientras los que no saben escribir se van de rositas.

    Tu frase es genial "Parece que como la ignorancia vuelve la espalda a la ortografía, tenga que ser la ortografía la que deba adaptarse a la ignorancia" con ésto (con tilde) está todo dicho

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es lo que me cabrea a mí precisamente. Seguro que te pones adaptarte a las nuevas normas y habrá alguno que pensará: “Parece mentira, éste que parece que escribe correctamente, que no sepa que los pronombres demostrativos llevan acento o que la letra O entre cifras va acentuada”. El otro día me llamó la atención en un artículo de Arturo Pérez Reverte (académico de la RAE) que había acentuado una palabra a la antigua usanza (puede que fuera “sólo”, como adverbio, pero no estoy seguro). No creo que fuera un error inconsciente. Yo reconozco que tengo mis dudas y estoy haciendo lo peor que se puede hacer, que unas veces sigo la norma antigua y otras la moderna.
      Besos.

      Eliminar
    2. Pero a ver ¿como se distingue entonces por ejemplo: yo sólo quiero estar solo? Coooooño! pues con una tilde

      Eliminar
    3. Por lo que se ve la idea es acentuar exclusivamente el adverbio (el equivalente a “solamente”) en los casos de extrema ambigüedad:
      Resolví solo (sin ayuda) dos problemas. / Resolví sólo (solamente) dos problemas.
      José lee solo (sin compañía) por las noches. / José lee sólo (solamente) por las noches
      Y aún en estos casos creo que te aconsejan utilizar “solamente” para no tener que acentuar.
      Es lo que hay, lo que no quiere decir que tú y yo estemos de acuerdo.

      Eliminar
  3. Desde luego que los de la RAE no han dejado ningún cabo suelto. Muchas gracias por una entrada muy instructiva. Habrá que asimilar todas las novedades, ¡qué remedio! En mi caso, necesitaré el tiempo de prórroga. Un abrazo, Chema.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El problema (si puede llamársele así), Karima, es que a veces piensas que si te adaptas a las nuevas normas la gente culta que todavía no las maneja va a pensar que escribes incorrectamente. Como le decía a Inma, el otro día me encontré en un artículo de Arturo Pérez Reverta (académico de la RAE) una palabra acentuada a la antigua usanza, y no creo que fuera por error. Por otro lado hay algunas palabras (como “truhan” o “guion”) que me parece una auténtica catetada no acentuarlas, porque aquí si le estás quitando al hablante la pista de cómo debe pronunciarlas.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  4. Creo que los de la RAE están de vacaciones y con los recortes no quedaron sustitutos... verás cuando vuelvan...
    ¿Pero qué es ésto?, lo de los 2.500 a mi también me cabrearía...

    Ni caso, yo no le haré ni caso, y el que proteste, que coja un diccionario.

    Bicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El problema es que son conclusiones consensuadas, porque estaban reunidos también los de las academias de los otros países hispanohablantes. Y si cogen el diccionario (como dices) es peor, porque está ya adaptado a esos cambios. Vete, si quieres, a la página de la RAE (rae.es). En “truhan” o “guion” todavía te ofrecen las dos opciones (dando preferencia a la no acentuada), pero en los pronombres demostrativos ya no aparece el acento como posibilidad. De todas formas, tú escribe como quieras, que lo haces muy bien y siempre lo harás mejor que la inmensa mayoría.

      Eliminar
  5. Esto al final quedará en lo de siempre. Mucha RAE mucha RAE pero al final el que manda es el maldito Word de los huevos, que por no verle la rayita roja al escrito terminas diciendo, como quieras hijo, como quieras.:D
    Me ha encantado la frase de la ignorancia, desgraciadamente es nuestro futuro.
    Besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al corrector de ortografía ya le tengo yo dedicada una entrada:
      http://bitacorademacondo.blogspot.com.es/2012/02/el-corrector-de-ortografia.html
      Besos.

      Eliminar
  6. Iba a darte la bienvenida, cuando de pronto he visto que has desaparecido de mi lista de seguidores, no importa, yo sí lo soy de tu blog, ahora oficialmente aunque te he leído muchas veces.

    Buen verano y buenas vacaciones.

    Hasta pronto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Algo raro pasa, porque yo cuando entro estoy y luego desaparezco. Ya estaré al tanto.
      Felices vacaciones. Hasta la vuelta.
      Besos.

      Eliminar
  7. Si algo nos ha enseñado la experiencia es que lo de bajar el listón, para que lo pase más gente, no ha funcionado nunca. Sólo se consigue que la mediocridad campe a sus anchas. Y esta sospechosa rendición al populismo de la RAE empieza a resultar cansina: "Debido a lo extendido de su uso" es una excusa impresentable para dar carta de naturaleza a un nuevo significado de una palabra que se empezó a usar mal por ignorancia (el culpable fue seguramente un periodista deportivo), y se ha continuado empleando mal (todos los que siguen el fútbol como una religión). Pongo sólo dos ejemplos: 'álgido' y 'relanzar'. La primera significaba originariamente el punto más frío, y ahora la gente lo emplea como lo más caliente (de una discusión, sin ir más lejos); según la RAE, todo estupendo. Y la segunda significaba antes rechazar, sí, sí, justo lo contrario de volver a lanzar, que es lo que titulan a veces los periódicos; con el beneplácito de la puñetera Academia, que tiene los santos bemoles de permitir que una palabra signifique dos cosas diametralmente opuestas. Ahí queda eso.
    Me indigno, como tú, Macondo. ¿Vamos preparando los cócteles Mólotov? Esta gente se reúne cerca de El Prado, detrás de los Jerónimos ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu completo e interesante comentario. No tiene desperdicio.
      Para los cócteles habrá que procurar que no esté el que fue hasta hace poco presidente, don Víctor García de la Concha. Fue profesor mío y le tengo aprecio. Aunque ahora está en el Instituto Cervantes e igual ya no se arrima por ahí.

      Eliminar
  8. Vaya, lo de los números lo desconocía, supongo que esta fue la modificación donde cambiaron "y griega" por "ye", cosa que me pareció bastante estúpida.

    Para quienes las pasamos putas con la ortografía sólo, perdón, solo nos la complican más, en fin.

    Ahm, el comentario de Entregado es la leche, acorde con tu entrada. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue la misma, sí. Y la misma en la que le quitaron el acento a palabras como "guión" y "truhán". Y a los pronombres demostrativos. Y la misma en la que suprimieron como letras la CH y la LL.
      Un abrazo.

      Eliminar
    2. Pretérito pluscuamperfecto, auch! si que me duele, me has regresado a una de las asignaturas del colegio, y me has llevado también a una anotación tuya,“A ver si alguien me dice la cantidad de lluvia que puede haber caído”.
      pero con todo y todo, las agonías que hemos visto de la "Ch", "Ll", y la transformación de "Y" en "Ye", más la extraordinaria descripción de ex marido y exmarido que das; se decirte que la nueva generación "Word" no tiene ni idea de ortografía, mi maestra había desmayado (pretérito pluscuamperfecto) ante la HORROGRAFHIA, de nuestros chicos, yo he desmayado (pretérito perfecto compuesto)cuando leo, como escriben mis sobrinos, si es que logro entender sus jeroglíficos, porque dicho sea de paso, de caligrafía nada. Un fuerte abrazo

      Eliminar
    3. Así esta la cosa, Regina. El problema es que ya hasta universitarios que están aprendiendo para enseñar tienen faltas de ortografía, que al parecer no van a ser óbice para que les del el título. Y eso ya produce el vértigo de que el asunto pueda ser irreversible.

      Eliminar
  9. A mí también me llamaron la atención los cambios cuando los vi la primera vez. Sobre todo que guion no se acentuara (todavía me cuesta escribir esa palabra sin acento) y lo de que ex fuera unido a la palabra (yo lo sigo usando separado). No entiendo además para qué cambiar reglas que todos tenemos tan incorporadas.
    Muy interesante me pareció tu post.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y a mi tu blog. Acabo de entrar y, además de encontrar a unas cuantas amigas comunes, me ha encantado lo que he leído. Así que voy a ver si me deja hacerme seguidor.
      Besos.

      Eliminar
  10. ¡Uy, con quiénes os estáis metiendo!!! (Espero haber acentuado todo como corresponde y si no, me la rifanflinfla que creo que también es medio inventado). Supongo que sabéis que está prohibida “la introducción de enlaces que faciliten el acceso directo a cualquiera de los contenidos de los sitios web de la RAE, salvo en el caso de que se utilicen los procedimientos que la entidad implemente para ello (…)”. Digo yo, que ponerles a caldo o no compartir los cambios que sabiamente y para beneficio común implementan, será tres cuartos de lo mismo.

    A mí me hacen particular gracia aquellas reglas de "puede hacerse pero también no" o (aquí sin tilde fijo porque no va entre números) de que "puede hacerse, pero casi mejor si no". Y luego aquellas que "hemos decidido que ya no se puede hacer" y nosotros; los rebeldes con ya algunos años encima les decimos "pues por mis huevos voy a seguir poniendo yo el palito donde me salga de los mismísimos" :)

    En fin, un placer leer tus tildes repartidas entre tantas buenas letras.

    Un beso,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que esas en las que te “autorizan” a hacerlo de dos formas pero te aconsejan una, es un primer paso antes del “hemos decidido que ya no se puede hacer”
      La verdad es que hay muchas que tienen lógica, pero hay otras que son un bajarse los pantalones ante el general pasotismo ortográfico.
      Gracias por tu visita, guapa. Besos.

      Eliminar
  11. Si dispongo de tiempo me leeré esas nuevas variaciones, aunque aseguro ya de entrada que me resultará díficil acostumbrarme a ellas. Es lo que tiene venir leyendo libros desde hace mucho. :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te advierto que casi es peor leerlas, porque te quedas con la duda de si aplicarlas o mandarlas a "escaparrar" (como dicen por mi tierra).

      Eliminar
  12. Yo pienso seguir exactamente como hasta ahora. Como aprendí. Como me enseñaron los libros y en la escuela. ( Bonita palabra ,por cierto)
    Me da igual lo que me digan. Pondré acento en palabras agudas acabadas en vocal, n o s. Como me enseñó la Señorita Loles.
    Pondré puntos para los miles y comas para los decimales.
    No uso el corrector de Word. Nunca.
    Y siempre ,siempre, dudaré antes de poner cojer o coger...:-) Peregil o perejil.
    Así que si es por mí, pueden irse todos juntos a escaparrar.
    :-)
    Genial entrada Macondo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya veo que te ha gustado "escaparrar", jaja. Eres como los niños chicos, con los que hay que tener cuidado porque si dices un taco entre cien palabras normales se fijan en el taco.
      Tú escribe como quieras, que lo haces como los ángeles.
      Besos.

      Eliminar
  13. Jajajaa........si tú supieras la de veces que esta usuaria dice eso de... ejem... "CHeeeeeee, ves a escaparrarrrrrr" y lo acortamos asi: "Chevessssss ascaparrarrrrrrr"
    Todo eso acompañalo del gesto tipico de : vete a freir monas!
    jjaj

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ahora sí que me dejas alucinado. Cuando puse la palabra en cuestión comprobé que no estaba recogida en el diccionario de la RAE, sin embargo sí la encontré en uno local de la región española en la que he nacido y vivo (Aragón). Quizá algún maño la llevara para allá y caló más allí que en el resto de España.

      Eliminar
  14. La verdad? al leerte a ti, me fui para el diccio de la RAE y me confirmó que no estaba recogida, Me fui informando y tambien vi que proviene de Aragon.
    Pues aqui, en mi pueblo por lo menos, de uso comun y diario jajaja
    Besets

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu pueblo y el mío hermanados por "escaparrar. :D
      Besos.

      Eliminar
  15. No quiero suponer, que de unos años acá las reuniones de la RAE se hayan convertido en una especie de botellona en cualquier parque de Madrid, donde académicos con la corbata enrollada en las sienes hacen y deshacen la ortografía a cada calada de un porro compartido.
    Pero es lo que empiezo a temer. Empiezo a temer que tan dignos señores se estén dejando llevar por la ingratitud conque nuestros estudiantes patean y hacen añicos la gramática, la ortografía y la mínima noción de estilo a la hora de escribir dos líneas con un poco de soltura.
    Yo, personalmente, sigo respetando más las nociones básicas con las que me he adentrado en la lectura de mil libros que las que estos ablandabrevas pretenden ahora imponer. Porque se empieza quitando acentos y se termina como el amado y cabezota Juan Ramón Jiménez, que escamoteó de su abedecedario la g, la h, la c, la z, la v y poco le faltó para llevarse por delante a un par de vocales desprevenidas.
    Conque aunque me mantenga al día en cuanto a las novedades que se les ocurren a estos señores cada vez que se van de copas, seguiré manteniéndome fiel a la grafía de las palabras que me han acompañado a lo largo de tanta lectura y tanto folio garabateado. Y cuando nadie entienda lo que escribo o yo no entienda ya lo que otros escriben... Que me den y que les den. Que ya no será tiempo de empezar a estudiar de nuevo.
    Un cordial, sincero, respetuoso abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado Jesús:
      Es para enmarcarlo, después de habérselo enviando a ellos.
      No se puede decir más claro, más elegante y más bonito.
      A la cordialidad, sinceridad y respeto con que te devuelvo el abrazo, une mi admiración.

      Eliminar