Cita del día



CITA DEL DÍA: "A menudo me he tenido que comer mis palabras y he descubierto que eran una dieta equilibrada" (Winston Churchill).

Entrada antigua de la semana

ENTRADA ANTIGUA DE LA SEMANA: Peter Pan (cuento)


martes, 5 de mayo de 2015

Lo que dura un berrinche






Nadie parece querer calibrar lo importante que es para mí. Lo quiero. Lo necesito. Insisten en la negativa y rompo a llorar casi sin darme cuenta. Mi propio llanto me permite tomar conciencia de lo desgraciado que puedo llegar a ser. Estoy realmente jodido, como se refleja claramente en mis posteriores manifestaciones de dolor. El tono que han adquirido no debería pasar desapercibido a una persona medianamente sensible. Sin embargo ya no están haciéndome ni puto caso. Lo malo es que la ignorancia con que me castigan está mermando mis fuerzas. Tengo que concentrarme en mi pena. En esa pena que me tenía acongojado hace unos pocos minutos y me hacía llorar desconsoladamente. Estoy dándome cuenta de que ya no me salen lágrimas. De que mi berrinche ya solo tiene sonido. Van a pensar esos cabrones de mayores que se me ha pasado. Que era una simple pataleta de niño. Y no es así. No puede salirles tan barato el disgusto que me están dando. Por fin vuelven a prestarme un poco de atención, pero es para tratar de engatusarme. Se creen muy listos, pero no van a salirse con la suya. Voy a seguir berreando hasta que consiga mi objetivo, aunque reconozco que cada vez me está costando más esfuerzo mantener el tipo. En un descuido he bajado la guardia y hasta se me ha escapado un poco la risa. Me parece que la he cagado. He  perdido. Soy imbécil.


31 comentarios:

  1. A Herodes no le gustaban los berrinches.
    Lo solucionó rápido.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero fue una solución momentánea, porque dejó la simiente.
      Saludos.

      Eliminar
  2. Si no recuerdo mal yo en una de mis frases digo: "Si el mundo fuera gobernado por niños, viviríamos en una tiranía permanente". Esos pequeños enanos son unos dictadores en potencia: así les pasa a muchos padres, que les ríen todas las gracias y lo consienten todo, y cuando los niños tienen dieciocho años manejan a los padres a su capricho y antojo. Los niños de pequeños te los comerías, y cuando son mayores te arrepientes de no habértelos comido.

    Abrazo Macondo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No recuerdas mal. Apareció en este blog con imagen. Fue la cita 781.
      Un abrazo, Rafa.

      Eliminar
  3. Yo, a mis cuarenta y... aún me cojo algún berrinche a ver si alguien pica.
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Y lo consigues? Porque Miguelillo no creo que pique.
      Besos a los dos.

      Eliminar
  4. Ay los berrinches. Digo berrinches digo Natalia. Ay dios de los ateos ¿Por qué me has abandonado? :D



    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿A quién habrá salido esa niña con ese carácter?
      Besos.

      Eliminar
  5. pues me has hecho recordar mis propios berrinches, que no eran muchos, pero habian, los tuve epicos! cuando queria un perro o un hermanito!
    salia mas barato un hermano de cuatro patas y asi consegui a mi Camilo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está bien eso de plantear como alternativas hermano o perro. Está claro que sale más barato lo segundo, aunque sea un momento de debilidad de los padres con la que tienen que apechugar durante quince años, porque el niño le hace caso los primeros días.
      Saludos.

      Eliminar
  6. Yo los berrinches los tenía en casa. Era caprichosa pero pasaba de montar el número en público. Jajajaja. Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso mismo decía mi padre de nosotros, creo que con cierto orgullo. Que en casa podíamos ser tan bordes como los que más, pero que fuera de ella sabíamos comportarnos.
      Besos.

      Eliminar
  7. A mi me quitaban los berrinches con una buena gritadera, y de ahí ni más.
    Y ahora los berrinchudos son los que gritaban, y yo aún en duda de si debería aplicar la misma regla.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te ha tocado ser de esa generación en la que eras hija cuando mandaban los padres y madre cuando mandan los hijos... y berrinchuda cuando gritaban los educadores y educadora cuando gritan los berrinchudos.
      Besos.

      Eliminar
  8. Pues es que se siente que el mundo se acaba, y sentir eso y ver que el mundo sigue igual de entero, como que no va, así que hay que alimentar el acabarse del mundo interior, a ver si es tan grande que se acaba todo el mundo de verdad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este entrada se me ocurrió a raíz de otra tuya en la que hice un comentario.
      Antes de lo que piensas tendrás que lidiar con los berrinches de esa señorita que ahora tiene solo dos semanas. Seguro que se te da bien.
      Besos.

      Eliminar
  9. A mi no perdonaban un berrinche... así que nunca me funcionó esa estrategia.

    abrazos Chema.
    Carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así has salido de bien educado.
      Un abrazo, Carlos.

      Eliminar
  10. Oye tú tenías o tienes muchos verdad?? ajajjaj porque lo has descrito perfectamente, paso a paso con su tragediaaa interna, con sus contradicciones, con su agotamiento, con su teatrillo..vamos que yo me he visto representada perfectamente así que tú no ha sido una vez eh?? jajjajjja
    Muy bueno
    Besos y feliz jueves

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De crío alguno que otro sí, pero no creas que era de demasiados berrinches. Ahora ya no, que uno ha madurado. No mucho, pero sí lo suficiente para tenerlos superados.
      Gracias.
      Besos y feliz día también para ti.

      Eliminar
  11. Ups! me has descrito perfectamente... Aunque he decir que ni me sirvieron, ni me sirven ;) jejej Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Aún te duran los berriches? Se ve que eres una chavalica.
      Besos.

      Eliminar
  12. Jajajajajaja Verdad verdadera, son unos déspotas que nos sangran a base de pataletas, pero sabe mas el diablo por viejo, ya sabes. Muaks desde mi infierno!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece que tú tienes que tenerlos muy bien educados.
      Mañana por la tarde llevo idea de publicar citas y hay una especialmente buena. Si puedes las miras.
      Besos.

      Eliminar
  13. ¡Jajaja! qué bien te ha salido el niño que llevas dentro, casi me lo he creído :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que a fuerza de decir que estoy cada día más joven y más guapo he terminado creyéndomelo y ahí ando haciendo pinitos con mi infancia.
      Un abrazo.

      Eliminar
  14. Esto se puede intentar de mayores también?? Voy a probar...
    Besos!

    ResponderEliminar