Cita del día



CITA DEL DÍA: “Tolerancia significa disculpar los defectos de los demás; tacto, no reparar en ellos” (Arthur Schnitzler).

Entrada antigua de la semana

ENTRADA ANTIGUA DE LA SEMANA: Verbos, adjetivos, hombres y niños


lunes, 9 de noviembre de 2015

El día señalado






Había terminado por resignarse a ser entregada al hombre que otros habían elegido para ella. No sentía rencor alguno hacia quien al fin y al cabo también iba a cumplir órdenes. En ningún caso pretendía responsabilizarle de ser el impedimento para hacer realidad su sueño de casarse con el amor de su vida. La culpa era de quienes le mandaban. Como no podía suceder de otra manera, a un día tan señalado le había precedido una noche prácticamente en vela. Trató de mitigar con el maquillaje las secuelas del insomnio y el sufrimiento. Se había hecho recoger el pelo en un discreto moño, por considerar que era el peinado más adecuado para la ocasión. La austeridad, que siempre había realzado su elegancia natural, presidía su atuendo. Ninguna joya. Una voz le avisó de que estaba llegando el coche de caballos que pasaba a recogerla. Su respuesta fue ponerse en pie sin decir palabra y dirigirse con paso firme al portón de salida. Con el morbo de quienes observan a una res camino del matadero, un montón de ojos se posaron en ella cuando apareció en el umbral. El trayecto lo pasó absorta en sus pensamientos, hasta que alguien le abrió la portezuela y le ayudó a bajar. A menos de veinte metros estaban las escaleras. Hasta llegar a ellas sintió un ligero temblor en las piernas. En lo alto lo vio a él por primera vez, esperándola inmóvil con la solemnidad de un verdugo. Cuando estuvieron frente a frente lo miró fijamente a los ojos. Notó que era incapaz de aguantarle la mirada, ni siquiera al amparo del pasamontañas que le cubría el rostro, antes de invitarle con un gesto a poner el cuello en el cepo de la guillotina.


56 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Soy feo, pero no esperaba que hasta tal punto.

      Eliminar
  2. ¡Genial! Total sugestión matrimonial para terminar radicalmente diferente :P Me encanta ese estilo de escritura, ese recurso vaya. Bien usado, como has hecho tú aquí, es genial para este tipo de relatos cortos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya gustado. Muchas gracias.

      Eliminar
  3. Misterio que te agarra por dentro hasta el final. ¡Qué cambio de estilo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu magnífico relato Cuando un monte se quema me puso las ganas de escribir algo con un final un poco sorprendente. Ya lo había hecho en Veinte años separados .
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Me ha parecido genial ese giro que das al final de la historia dejándonos boquiabiertos.

    ResponderEliminar
  5. Me parecía que se iba a casar. Es casi lo mismo pero sin el amor como pretexto.


    Beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Menos mal que tengo buenas amigas, como tú, para aconsejarme. Por eso sigo soltero.
      Besos,

      Eliminar
  6. Hola. me encantó este juego de palabras que haces entre ir directamente a un matrimonio apalabrado con la muerte. Muy bueno. Seguimos en contacto

    ResponderEliminar
  7. Me he sobresaltado, no me lo vi venir... muy bueno!

    Un saludillo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa era la idea. Sorprender a final, a pesar de ir dejando pistas.
      Otro saludo para ti

      Eliminar
  8. Respuestas
    1. Me alegra que te haya gustado. Muchas gracias, Chaly.
      Abrazos.

      Eliminar
  9. Nada es lo que parece, ese es el juego de las palabras.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  10. Chemaaaaaaaaaaaaa, jajajajaja lo leí anoche (mi noche), pensé que no había entendido, ya me conoces y no comenté, pero ahora veo que sí, que sí entendí!!!!
    Me sorprendió el final, me gustó! jijijiji

    Besitos =))))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre te echas la culpa y no la tienes. Cuando no lo entiendes es porque no está bien contado.
      Besos.

      Eliminar
    2. No necesariamente, estaba dormida, me desperté, estaba haciendo tiempo y vine, así que pensé que era porque no había despertado bien.....y luego ya sabes, uno que es lenta....pues

      besitos =)))

      Eliminar
    3. Debiste pensar: "O no me he despertado bien o Chema es un retorcido". Y era lo segundo.
      Besos.

      Eliminar
  11. El final hiela la sangre.
    Objetivo muy bien conseguido.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te parezca que lo he conseguido, porque de eso se trataba efectivamente.
      Muchas gracias.
      Saludos.

      Eliminar
  12. Me ha encantado y me ha sorprendido este cambio en tu estilo, bueno, verás, si he de ser sincera, mucho mucho no me ha sorprendido, porque conozco algo de la pluma que gastas y siempre he sabido y esperado este tipo de escritos... sabes que siempre te lo he dicho.

    Este es de los que me gustan, de los que te tienen intrigada y al final el giro inesperado lo hace así de interesante... tal que así, como este.

    Besos muchos, Chema.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú que eres muy buena amiga y cualquier cosilla que escribo me la miras por el lado que más le favorece.
      Muchas gracias, maja. Y muchos besos.

      Eliminar
  13. Muy bueno. Has logrado meternos en una atmósfera de suspense.
    El sábado pasado me crucé con una bonita pareja por la calle, que sí tuvo la suerte de realizar su sueño. Los jóvenes paseaban cogidos de la mano mientras disfrutaban de un helado y una tarde espléndida, ajenos al ambiente de derbi que se respiraba por la ciudad. Me alegré por la buena nueva y, cuando me iba alejando del lugar, me sorprendí pensando en los extraños derroteros de la vida. Probablemente sería con él con quien tendría ahora amistad, si yo hubiese aceptado aquella oferta de trabajo del club. Nos saludaríamos, en vez de cruzarnos y seguir nuestro camino, como unos perfectos desconocidos. Cavilaciones.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El "qué hubiera pasado si... " da mucho juego en nuestros pensamientos. La verdad es que pequeños detalles pueden cambiar radicalmente una vida.
      Gracias, Karima.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  14. No esperaba un final tan desgarrador. Con lo monísima y elegante que me la habías puesto, con su precioso recogido trenzado... Ay Dios...Pobrecilla que triste su suerte.¡Que pecado habría cometido!!!
    Un relato de suspense e intriga, que eriza el vello...y que bien relatado.
    Genial Chema.

    Besos.

    (Y un lapsus de blogger) :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El recogido no era por presunción, sino para dejar el cuello despejado. Su pecado podía ser real o simplemente el hecho de pertenecer al otro lado de la tortilla que se había dado la vuelta. En cualquier caso un castigo desproporcionado o una venganza inhumana.
      Muchas gracias, Daphne.
      Besos.

      Eliminar
  15. ¡¡¡OHH!!! Qué bueno es, Macondo. Y qué buena elección de la ilustración.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se pone la carne de gallina de pensar el motivo por el que el cuello está tan despejado.
      Besos.

      Eliminar
  16. Igualmente este texto podría servir para disuadir a la gente del matrimonio, no sé con qué oscuro afán, pero efectivo: "mira, esto se siente casarse".

    -Sí, acepto -y se abrió el suelo a sus pies. Ja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque yo sea soltero, no tengo nada en contra del matrimonio. Puedo prometer y prometo que la intención no era disuasoria.

      Eliminar
  17. No sé si te ha inspirado la foto, pero has conseguido una imagen perfecta para urdir un día señalado, que pudiera ser el de boda y de ajusticiada según vas avanzando.

    Muy buen post. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue primero el relato, aunque la imagen que buscaba la tenía clara: una chica de espaldas con el pelo recogido para tener el cuello al descubierto.
      Gracias.
      Un abrazo.

      Eliminar
  18. Muy bueno el giro entre "el hombre elegido" y lo que pasa al final. Leido con la debida intención, podría ser una metáfora más que un cuento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cada uno es muy libre de hacer las lecturas que considere oportunas.

      Eliminar
  19. Respuestas
    1. Muchas gracias. Celebro que te haya gustado.
      Un abrazo.

      Eliminar
  20. Precioso cuello para ser seccionado en tan bello final.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo mismo pensé yo cuando seleccioné la imagen.
      Saludos.

      Eliminar
  21. Joder el final me ha sorprendido; mira que eres listo y cuco. Yo creía que la iban a casar a la fuerza, y que se la iba a chingar alguien que ella no quería y que ni siquiera le gustaba, y al final resulta que le iban a rebanar el pescuezo. Joder mejor para ella que se la hubiesen chingado. Que "jodio" eres.

    Un abrazo Macondo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De eso se trataba, de tenerte engañado hasta el final.
      Otro abrazo para ti, Rafa.

      Eliminar
  22. Muy bueno Chema, la escena está perfecta , el desconcierto es máximo, y el final ¡sorprendente!. Es un relato merecedor de un diez y un aplauso.
    Besos
    Puri

    ResponderEliminar
  23. Joderrrrrrrrrr, yo quiero más relatos así, Chema! Acojonante!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues nada, ya veré a ver si exprimo la vena retorcida.
      Gracias.

      Eliminar
  24. Guauuuuu!! Me has obligado a leerlo una segunda vez para darle la visión adecuada... como me ponen estas cosas jejejeje.
    Muy bueno!
    Besos desde este oscuro lado!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por entretenerte en buscarle la visión adecuada.
      Besos.

      Eliminar
  25. Mmm ya me parecía a mi que aquello no iba a acabar bien...aunque según avanzaba me decía será que nos va a venir con un romanticismo al final?? pues no!! jaja!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Romanticismo, lo que se dice romanticismo, pues no.

      Eliminar