Cita del día



CITA DEL DÍA: "Los complejos de inferioridad serian estupendos si los tuvieran las personas adecuadas”.

Entrada antigua de la semana

ENTRADA ANTIGUA DE LA SEMANA: Blancanieves (cuento)


lunes, 28 de diciembre de 2015

La bombilla del trastero






Carlos siempre fue un bromista incorregible. Como no podía ser de otra forma, el 28 de diciembre era su día favorito. Quienes le conocían se ponían en guardia tratando de descubrir por dónde podían venirles las inocentadas, pero casi siempre terminaban cayendo en sus redes. En la mayoría de las ocasiones eran aceptadas de buen talante, porque solían estar presididas por el buen gusto. Solamente se cebaba un poco más de la cuenta en las personas sin sentido del humor, con cuyos mosqueos disfrutaba especialmente. En ese caso estaba su vecina Catalina, con la que por otro lado mantenía una magnífica relación. Como no era muy habilidosa siempre recurría a él para que le echara una mano en cualquier asunto que requiriera de una cierta maña, aún sabiendo que tendría que terminar pagando el tributo de alguna chirigota. Así sucedió en los días previos a las Navidades de aquél año, cuando la buena mujer tuvo que bajar al trastero para subir a su casa los adornos navideños. Lo hacía con una linterna porque, aunque había toma de electricidad en el pasillo que daba al cuarto, nunca se había preocupado de que alguien le pusiera una bombilla para tener luz. Se encontraron en el ascensor. El hombre se comprometió a que cuando tuviera que volver a bajar para dejar las figuras del belén la tendría ya instalada. El Día de los Inocentes le confirmó que había cumplido con su promesa. Cuando Catalina bajó a comprobarlo, al darle al interruptor explosionó la bombilla, ella saltó por los aires en mil pedacillos y Carlos empezó a cumplir treinta años de condena.


domingo, 20 de diciembre de 2015

Felicitación bloguereña






Para los que aparecen en las fotos y para los que no. Para los que voy a nombrar individualmente y para los que voy a dejarme (a los que desde ya pido disculpas). Para los habituales y para los esporádicos. Para los actuales y para los pasados. Para los de hace tiempo y para los recientes. Para los que dejan sus comentarios y para los que se limitan a leer. Para Miguel Merino, más presente que nunca en el recuerdo, para su ojico derecho Yesenia (de tal palo tal astilla) y para el resto de la familia. Para mi Inmaculadica (a la que aunque sabemos que nos sigue a hurtadillas tanto echamos de menos), para el coriano (que nos ha dejado con la miel de su blog en los labios) y para la seticaPara Dolega, para la Princesa Única, para el Consorte, para el Niño y para la Infanta. Para María José, nuestra boticaria de cabecera, a la que ya de niña se le veía la cara de aguda. Para María Pilar, escritora y persona de los pies a la cabeza. Para Karima, mi más fiel seguidora, porque conoce mi blog mucho mejor que yo y porque no se cansa de enriquecer mis entradas con sus jugosos comentarios. Para Regina, que fue uno de mis primeros contactos, porque tiene un corazón de oro. Para Rafa y su impagable sentido del humor. Para Covadonga, campeona de la amistad y eterna segunda en los concursos, por mucho que se empeñe. Para Fernando Garriga, escritor y padre de Garriguita (todavía en ese orden, pero que no se descuide). Para Jon Igual y sus amenos e irónicos escritos. Para Albada, la primera bloguera a la que le puse la cara. Para el Innombrable que ya tiene nombre: CarlosPara Nieves, motivo por el cual quiero ser malo para ir al infierno. Para Yeste, buena gente y buena amiga donde las haya. Para Alter, por su sano sentido del humor y su paciencia para aguantar a los michinos. Para Ana, harina de otro costal, escritora de siempre y ahora también famosa (como no podía ser de otra forma). Para Flor de María, mi querida chamaca, mal conocida por la MaLquEridA, a la que cuanto más se empeña en hacerse la intratable más le adora todo el mundo. Para Cris Mandarica, el sol que tienen en Galicia para cuando sale el día nublado. Para Marisugus, mi mañica favorita, por haberme invitado a sus deliciosos helados de birra. Para terremoto Liliana, uno de mis descubrimientos blogueros más reconfortantes del año. Para Manouche, a la que agradezco doblemente su fidelidad porque no es correspondida como se merece debido a mi mala relación con su maravilloso idioma. Para Silvia Parque, la madre que me hubiera gustado tener si no hubiese tenido la madre que tengo. Para Matt, que también nos hizo tíos de una encantadora niña hace ya un año (cómo pasa el tiempo). Para Xurxo, por sus ingeniosas viñetas. Para Toro Salvaje, por conseguir que esperemos la publicación de sus poemas incluso los que habitualmente no leemos poesía. Para nuestro exitoso Humberto Dib, porque algo tendrá el agua cuando la bendicen. Para Jesús Tadeo, sobre el que acabo de descubrir (con gran alegría) que publica de vez en cuando, aunque a mí me aparezca que lleva más de dos años sin hacerlo. Para Chaly Vera, por aleccionarnos en esas cosas de los mayores. Para Holden, por ser un macarra de esos que se hacen querer (según sus propias palabras). Para Paterfamilias, por subir el índice de natalidad tirado por los suelos por irresponsables como yo. Para LoreBelén BeKarinMar de versosMarinel... y otras mujeres que nos regalan su sensibilidad a través de su poesía. Para DessJatz Me el de mi tierra, Marga la del admirado escritor, Eva Letzy la del príncipe explotado, Bee BorjasFedoraZum, AzoMoney la del escote, Pilarcica la del murciano, AnaLauraCeciliaJorge Romera... y todos los que se han ido marchando y esperamos regresen algún día, aunque solo sea por Navidad. Para AlbertoPuriModeratoMarta MTracyEmeMCarlos MxAxJulio DavidUn paseanteLehahiahAlfred ComermaOmarBoris EstebitanAlexander StrauffonAnuar BolañosCoccinellidaeIreneAliMary MoonlightSanMarijoseJuan Manuel SánchezGenín...

A todos muchas gracias por estar ahí o haber estado en algún momento. Y mis mejores deseos para estas Fiestas y el Año 2016.