Cita del día



CITA DEL DÍA: "Un acto de justicia permite cerrar el capítulo; un acto de venganza escribe un capítulo nuevo" (Marilyn vos Savant).

Entrada antigua de la semana

ENTRADA ANTIGUA DE LA SEMANA: Manolo y Maruja (cuento)


jueves, 14 de enero de 2016

Indios y vaqueros



Desde niña había sido educada en el odio al hombre blanco, culpable de que una tribu grande, libre y feliz como la suya hubiera sido desposeída de sus tierras para terminar pudriéndose arrinconada en una reserva. No tenía que hacer esfuerzo alguno para demostrar que el mensaje le había calado hondo, porque el mero hecho de cruzarse con algún vaquero a menos de diez metros le producía verdaderas arcadas. A pesar de que los chicos de su edad le invitaban a adaptarse a los nuevos tiempos ella jamás les hizo caso, ganándose el respeto entre las personas más mayores. 

Estuvo muchos días dándole vueltas al asunto. Terminó pensando que, aunque seguramente nunca se atrevería a dar el paso delante de todo el mundo, tampoco hacía daño a nadie satisfaciendo su curiosidad en la intimidad. Una vez tomada la determinación se metió con un paquete en su habitación y dio dos vueltas a la llave. Cuando acabó de ponérselo abrió la puerta del armario. El espejo de la misma le confirmó lo que había sospechado. El vaquero le hacía un culo precioso.


62 comentarios:

  1. Y si sale a la calle con él puesto en unos cuantos años tendrá muchos vaqueritos...

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Solo hace falta que le digas eso a la pobre chica.
      Saludos.

      Eliminar
  2. Trizte la historia de nuestros indios. Tu escrito hermoso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Demian.
      Voy a conocerte en tus escritos.
      Bienvenido.

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Mucho más sufrido que ese vestido amarillo que me lleva la criatura en la imagen, no vaya usted a comparar.
      Besos.

      Eliminar
  4. Es que lo que no resalten unos buenos vaqueros... :P ¡Pobre! ¡Qué malos son los extremismos! ¡Y más cuando todos sabemos que el único extremo buen es la pana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No vayas a comparar el culo que te hacen a ti los vaqueros y el que le hacen a la india, sin ánimo de ofender. ;-)

      Eliminar
  5. Y lo versátiles que son, que esa es otra. Jajajaja. Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Valen lo mismo para un botellón que para una boda, nuevos que desgastados. Y ya si los llevas rotos son la leche.
      Besos.

      Eliminar
  6. Dices mucho en un micro de indios y vaqueros. Me encanta el giro final. Supongo que además del vaquero luego acabo sucumibiendo al móvil , al facebook, al whatsapp, y toda la repesca. Pobre indita.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El comer como el rascar, todo es empezar. Y ponerse un vaquero como comprarse un móvil. La veo enganchada a las hamburguesas de Mcdonald's a la pobreta.
      Besos, Celia.

      Eliminar
  7. Y luego, lo bien que montan los vaqueros... :)
    Salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que no, Genin, que le dan arcadas a diez metros. Demasiada evolución me parece a mí.
      Salud.

      Eliminar
  8. JAJAJAJAJAJAJ...¡Unos vaqueros por favor siempre!!! No dejo los vaqueros, son una inversión para quienes los compran de marcas de élite, y para mi también, aun siendo como son de marca barata.
    Mira tú que la india tiene montón de razones para odiar al hombre blanco, en cuanto al vaquero también, y mirándolo así fijamente, no solo es que lo realza, sino que lo hace más respingón. :):):):):)

    Un beso Chema.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Milagros tampoco hace el vaquero, no le quites méritos al culo. Hay algunos que no son realzables, ni pueden hacerse respingones.
      Otro beso para ti.

      Eliminar
  9. Qué pena ser esclava de las propias convicciones...
    Pero bueno, delante de los demás mantiene el tipo y en la intimidad tiene un culazo. :)
    Muy bueno.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Las convicciones serán tan profundas como para ahogar la coquetería femenina? Continuará. Pie me has dado para una segunda parte.
      Besos.

      Eliminar
  10. Perdonar mi ordinariez, pero ya sabes que soy muy animal y burro, pero al final he leído, que un vaquero le ponía el culo precioso. Luego ya me ha quedado claro. Será que ya soy un viejo verde, y solo piensa en "guarreridas", como dice "Chiquito de la Calzada".

    Abrazo Macondo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cada uno utiliza las diversas acepciones de una palabra como le viene en gana y la imaginación es libre.
      Otro abrazo, Rafa.

      Eliminar
    2. También fue lo primero que pensé.

      Eliminar
    3. Es lo que tiene jugar con varias acepciones de una palabra en el mismo texto. ¿Ves Rafa como no eres un viejo verde? Es evidente que Silvia no lo es y al principio pensó lo mismo.

      Eliminar
    4. Porque muchas cosas se pueden pensar de mí, pero no que sea un viejo.

      Eliminar
    5. Por eso se lo decía a Rafa.

      Eliminar
  11. Es que a veces existen algunos buenos vaqueros... :-)

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. jajajaja muy bueno Chema!

    (le entendí!!!!! ) ;)

    besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando no me entiendes es porque me he explicado mal.
      Te advierto que tuve mis dudas con respecto a los del otro lado del charco, porque no sabía si teníais asumido "vaquero" como pantalón o usabais más "tejanos" o "jean".
      Besos.

      Eliminar
    2. Se usa "Levis"aunque sean de otra marca, cuando menos acá donde yo vivo, en la frontera con EEUU....para el centro del país creo que usa eso de "jeans".

      Besos

      Eliminar
    3. Y sin embargo tú has captado perfectamente lo de "vaquero". Fui a poner delante la palabra "pantalón", pero quise que apareciera tal y como estaba en le primer párrafo, para que quedara constancia de que estaba utilizando la misma palabra con dos significados distintos.
      Besos.

      Eliminar
    4. Bueno, es que yo estoy aprendiendo "español".....y lo que no entiendo lo pregunto, pero en éste caso no tiene chiste que te pregunte a ti, me entiendes, verdad?

      Besitos❤

      Eliminar
    5. Todos lo estamos aprendiendo todos los días, aunque sea nuestra lengua materna.
      Besos.

      Eliminar
  13. Me encanta cuando me obligas a leer tus relatos dos veces... Genial! Muaks!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues menos mal que últimamente los hago cortos.
      Gracias.
      Besos.

      Eliminar
  14. jajajaja.... qué bueno

    Querido Chema, nadie como una india para meterse en un vaquero... y es que no sé que tienen, pero saben sacar lo mejor de cada..... india.

    Muchos besos Chema...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A las mujeres blancas también les hace buen culo. El pantalón vaquero no es nada racista.
      Muchos también para ti, María.

      Eliminar
  15. Respuestas
    1. Es el mejor regalo que puedo recibir por un escrito: una sonrisa o una carcajada.
      Besos Marijose.

      Eliminar
  16. Anda, anda,… conque le hacia un culo precioso, eh?
    Como cortas las historias en el mejor momento y no nos regalas cuentos por entregas, que es lo que deberías considerar para el cuarto aniversario de la bitácora (habrá que ponerle una vela a San Valero), no me queda más remedio que tirar de imaginación a estas horas de la noche y pensar un final. Y se me antoja pensar, así a bote pronto, que al poco tiempo la chica entró por la puerta grande en los estudios de la Paramount para protagonizar su primera película del Oeste y de aquel sencillo vaquero acabaría viviendo la reserva entera.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues dentro de lo poco que tengo escrito, guardo un relato de terror que a veces se me ha pasado por la cabeza publicar por entregas. Lo escribí hace más de treinta años para participar en un concurso. Siempre he terminado descartando la idea, porque no me parece que el sistema encaje demasiado en un blog.
      Un fuerte abrazo, Karima.

      Eliminar
    2. Pues a mí me encantaría leer ese relato de terror, qué quieres. Si no aquí, entonces “off the record”. Seguro que atrapa y es genial como su autor. Pero como eres también un peazo mallacán, me vas a dejar con las ganas. Fijo.
      Otro abrazo, Chema.

      Eliminar
    3. Es fácil, porque no lo tengo ni en el ordenador. Además tiene unos 35 años, por lo que seguramente habría que retocarlo.
      Otro abrazo también para ti.

      Eliminar
  17. Buen relato... Me encantó el giro final...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  18. Jajajaja muy bueno Macondo.
    Donde esté un buen vaquero...
    Un beso

    ResponderEliminar
  19. Con eso de que todos tenemos un vaquero, mínimo, en casa...lo de los indios nos suena a cuento chino

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  20. Me gusta como escribes, Chema.

    Aunque no comente muy a menudo, te leo... repito... me gusta como escribes.

    Nos vemos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no sabes lo que me motiva tu comentario, Elsa.
      Entra cuando quieras y comenta cuando te apetezca. Estás en tu casa.
      Nos vemos.

      Eliminar
  21. **o echas por tierra el manido, ¡e inoportuno!,!el hábito no hace al monje, o decididamente, renuevo el ropero y ¡a por los mis vaqueros, ea!!!****


    Bien, Macondo, buen análisis

    abrazos

    ResponderEliminar
  22. Han de ser de esos que levantan las pompis y hacen ver lo que poco existe. Trasero exiguo.

    Saludos hombre blanco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no sabría decirte. Yo entiendo más de los resultados que de las formas de conseguirlos.
      Hau, chamaca poeta.

      Eliminar
  23. Y es que un vaquero bien puesto, bien vale un par de pistolas.
    Escribí sobre el lejano Oeste, si te apetece, invitado estás a leerlo, de lo contrario...
    Jau!!

    Un abrazo bang-bang.
    ;)

    ResponderEliminar
  24. La culpa de todo la tiene Levis Straus....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y tanto. Me ha dicho Liliana que en su zona de México llaman a todos los pantalones vaquero así.

      Eliminar
  25. Los vaqueros son indispensables en el armario de cualquier mujer, y esta india al final se convenció de que con ellos puestos hacía que los otros vaqueros la vieran con otros ojos.
    Graciosa historia Chema.
    Puri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Necesarios en el armario de cualquier mujer y de cualquier hombre.
      No sé si a la india le hará ilusión que los hombres blancos le miren de otra manera.
      Gracias, Puri.
      Besos.

      Eliminar
  26. Y se abrirá paso entre vaqueros con la pistola bien cargada, para ganarse en un duelo a muerte a ese culo.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A pesar de la concesión al pantalón tejano, no sé si ese culo estará por la labor de ser el trofeo para un vaquero.
      Saludos.

      Eliminar