Cita del día



CITA DEL DÍA: "A menudo me he tenido que comer mis palabras y he descubierto que eran una dieta equilibrada" (Winston Churchill).

Entrada antigua de la semana

ENTRADA ANTIGUA DE LA SEMANA: Peter Pan (cuento)


sábado, 23 de enero de 2016

Las cuatro estaciones






Como cada uno anhela lo que no tiene, todo el mundo la envidaba y ella envidiaba a todo el mundo. Vivía en un maravilloso lugar de trescientos habitantes, en el que siempre hacía lo que los forasteros llamarían buen tiempo y ella denominaba anodino. Disfrutaba cuando chateaba con personas de otros lugares, que se quejaban de calor y tan solo unos meses después se lamentaban del frío. Suspiraba por necesitar ropa distinta para cada época del año. Por tener que subirse el cuello del abrigo, ponerse un pasamontañas, ajustarse unos guantes y liarse a bolazos de nieve con sus amigos. 

El día que se le apareció el genio de la lámpara enseguida pensó en la primavera, el verano, el otoño y el invierno, con todas sus consecuencias. Le ofreció solo un deseo y ella le respondió que era un rácano, pero cambió de opinión cuando puntualizó que pedir cuatro estaciones distintas podía considerarlo dentro de la misma solicitud. Convinieron que su ilusión se haría realidad el día de su cumpleaños, para el que quedaba una semana. La pasó comprando ropa de todas clases, haciendo planes y con unos nervios tremendos. La última noche apenas pegó ojo. En cuanto creyó que había tenido que amanecer se echó de la cama y fue corriendo a la ventana. La temperatura era similar a la de cualquier otro día a esas horas. Lo que sí vio a lo lejos fueron cuatro edificios desconocidos. Se vistió rápidamente y se dirigió a inspeccionarlos. Cada uno de ellos estaba presidido por un letrero: estación de ferrocarril, estación de autobuses, estación de metro y estación de tranvías.


58 comentarios:

  1. Jajjjajjajja!!!!!!!! Grande Macondo!!!!!!! Me has sacado la "risa" gracias!!!

    ResponderEliminar
  2. Muy bueno el giro final... Buen relato...

    Un abrazo. Feliz fin de semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Ildefonso.
      Buen fin de semana también para ti.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Hay que ser muy claros cuando de desear algo se trata, los magos son magos no adivinos.

    Beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He cambiado "mago" por "genio".
      Efectivamente hay que ser muy claros, que el buen hombre está todavía medio dormido después de tantos años metido en la lámpara.
      Beso también para ti, chamaca.

      Eliminar
  4. Que no se queje... tuvo suerte de no encontrarse con una pizza 4 estaciones...

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. O con un disco de Vivaldi. Aunque quizá fuera más práctico que ferrocarril, autobuses, metro y tranvía en un pueblo de trescientos habitantes.
      Saludos.

      Eliminar
  5. Muy bueno. Yo era así cuando vivía en Valencia y ahora que vivo en Viena añoro el clima de Valencia y me cag... en el invierno. No lo aguanto más. Y aquí si que hay estaciones pero el invierno es tan largo... y eso que últimamente ya no es ni la mitad de crudo que antes.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los inviernos de ahora no tienen nada que ver con los de antes. Este año, sin ir más lejos, las estaciones de esquí las están pasando muy putas.
      Besos.

      Eliminar
  6. Pudo haber tenido el único regalo de una música de Vivaldi, así que ahora, cuanto menos, tiene estaciones que le pueden llevar a otros lugares...si hay trayectos además de estaciones!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es lo que no está tan claro. Lo de los trayectos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Respuestas
    1. Mucha estación para un pueblo tan pequeño. Si hubieran hablado en francés no se hubiese producido la confusión.

      Eliminar
  8. Lástima que no fuesen estaciones de esquí.
    Muy bueno el toque final, Macondo.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con ese clima el negocio de las estaciones de esquí iba a ser catastrófico.
      Besos.

      Eliminar
  9. jajajaja Si, hay que tener mucho cuidado y concretar muy bien los deseos... :)
    Salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Genín, no pase como a aquella chica que pidió a los Reyes un Volvo y se encontró con Gaspar bajándose los pantalones.
      Salud.

      Eliminar
  10. Ahora puede viajar facilmente a todos esos sitios donde los forasteros, disfrutan de otros climas :)
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si le paran los trenes y los autobuses, que el pueblo es de 300 habitantes.
      Besos.

      Eliminar
  11. A veces da la impresión de que en la playa, en los pueblos costeros o en las ciudades costeras, solo existen dos estaciones del año: verano e invierno. La primavera y el otoño parecen ser extensiones apenas perceptibles de los dos anteriores.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te advierto que aquí (Zaragoza) nos pasa un poco lo mismo y eso que tenemos el mar un poco lejos. La diferencia está en que el verano es muy verano y el invierno muy invierno.

      Eliminar
  12. jajajajaja, buen final... ;)
    Es como en Sevilla, que solo hay dos estanciones... la de verano y la del tren.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No había escuchado nunca lo de Sevilla, pero es así. Para mí una bendición, que soy forastero.

      Eliminar
  13. Jajajaja. Pues mira, no podrá cambiarse de modelito pero puede viajar un montón. Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé si será consuelo suficiente para una mujer coqueta.
      Besos.

      Eliminar
  14. Jejeje no me esperaba ese final!


    Muy bueno Chema =))))

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De eso se trataba, de sorprender.
      Gracias Liliana.
      Besos.

      Eliminar
  15. Se dice que en Oruro (Bolivia) hay solo dos estaciones:
    El Invierno y la Estación del Ferrocarril

    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues como decían por ahí arriba que era en Sevilla, pero cambiando el calor por el frío.
      Un abrazo.

      Eliminar
  16. Malditos genios, ¿por qué serán tan retorcidos? Quizá sea una especie de, extraña, inexplicable, inusual, venganza hacia los mortales. Al fin y al cabo, el mundo de la fantasía está plagado de venganzas...
    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A lo mejor la chica no se explicó bien.
      Un saludo.

      Eliminar
  17. Malditos genios de las narices, siempre fastidiando con sus matices... parece que la niña (por alguna razón me imagino al prota como una niña) no se había visto el episodio de la mano de mono de Los Simpson.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora no caigo yo en ese episodio y mira que me gustan los Simpson.

      Eliminar
    2. Uno en el que Homer se compra una mano de mono que concede 3 deseos, pero los concede siempre mal :P

      Eliminar
    3. Yo creía que los tenía todos vistos, pero ya veo que no o ando corto de memoria.

      Eliminar
  18. Ese si que era un genio,igual que tu jjj, haces verdaderas locuras para resolver el final de tus historias y la prueba la tenemos más arriba.
    Besos genio.
    Puri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A cualquier cosa le llamas genialidad, pero te lo agradezco como si lo fueran de verdad.
      Besos, Puri.

      Eliminar
  19. Si es que hay que detallar mejor las peticiones... que luego llegan las confusiones... :-)

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. Con lo que no contaba la envidiosa era con esos cuatro adefesios que estaban ahora plantados en medio del paraje, afeaban el semblante del lugar y seguramente presagiaban el fin de la calma en ese pequeño edén. Porque le faltó claridad a la chica a la hora de expresar su deseo y porque sucumbió a los pecados capitales de toda la vida a los que la naturaleza humana, en su debilidad, es propensa.
    Un fuerte abrazo, Chema.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal cual lo dices, Karima.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  21. Crees que soportará mal ese final? Le hará feliz viajar cada día y según el clima del lugar a donde vaya, podrá estrenar cada día nuevo look... o no? Subir el cuello de su abrigo, guantes, bufandas, plumíferos, o... blusas, minifaldas...¿no se trata de una persona coqueta además de envidiosa?
    Bien por tu relato, siempre con final impredecible. :)

    Besos Chema.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé si podrá estar yendo todo el día de aquí para allá, todo eso suponiendo que haya movimiento de trenes y autobuses en un pueblo de 300 habitantes. Coqueta desde luego. Envidiosa hasta cierto punto.
      Besos.

      Eliminar
    2. JAJAJAJAJA, yo conozco bien cerca un pueblecito chiquitín por el que pasan unos cuantos trenes, y alguno hasta para. :)

      Eliminar
    3. Es que para cogerlo en marcha siempre hay tiempo.

      Eliminar
  22. Jajaja anda jodela que lleva albarcas. Confía en Dios y no corras, para que te fíes de los genios y brujos. Otra vez que vuelva. Ahora medios de transporte no le faltarán.

    Abrazo Macondo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hasta metro y tranvía tiene para desplazarse por el pueblo, fíjate tú qué bien.
      Un abrazo.

      Eliminar
  23. ¡Qué buenísimo, Macondo! ¡Me ha sorprendido!

    ResponderEliminar
  24. Me encanta leerte este año, siempre acabo riendo ( que es la mejor terapia para todo)
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra ser yo el que te provoca esa risa tan saludable, Marijose.
      Besos.

      Eliminar
  25. Jajajajaja va a ser verdad eso de que no nos entiende nadie (o no nos explicamos con claridad que para el caso es lo mismo) Muases infernales, esto lo tienes claro, no?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de los muases lo tengo diáfano, sí.
      Más para ti.

      Eliminar
  26. :)

    Con tu permiso, me quedo.

    No sé en qué estación embarqué pero llegar llegué a tus letras como destino y palabras que me susurran al unísono, me gusta.

    Un abraz✴

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también me he quedado en el tuyo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  27. Mirándolo bien, si es la gestora de esas 4 estaciones, puede amasar un buen dinero para irse a vivir a otro sitio con cambios de temperatura... si es que nos quejamos de vicio!!
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El tranvía y el metro en un pueblo de 300 habitantes tienen que ser un negocio catastrófico.
      La verdad es que sí, nos quejamos de vicio.
      Besos.

      Eliminar