Cita del día



CITA DEL DÍA: “Estar casado es como hacer girar un bastón, dar volteretas sobre las manos o comer con palillos. Parece fácil hasta que uno lo intenta” (Helen Rowland).

Entrada antigua de la semana

ENTRADA ANTIGUA DE LA SEMANA: La novia del ordenador


lunes, 21 de marzo de 2016

Los Sin Trabajo






La afición y la desgracia que tenían en común terminaron por unirles. Todos sabían tocar algún instrumento musical y todos se encontraban sin trabajo. Así nació la  orquesta Los Sin Trabajo. Actuaban por la voluntad en las fiestas de los pueblos, pasos del ecuador, cumpleaños, despedidas de soltero, bodas, primeras comuniones, bautizos y demás festejos. El dinero recaudado se repartía entre aquellos miembros sin derecho a subvención estatal o con mayores necesidades económicas. Una parte era guardada para celebraciones, como la cena que se organizó cuando Anastasio el contrabajista se colocó en una empresa después de estar tres años en el paro. Era uno de los componentes más destacados y no querían que por haber cambiado su situación laboral tuviera que abandonar el grupo, sin embargo resultaba evidente que el nombre del mismo había dejado de tener sentido. Lo comentaron a los postres y decidieron denominarse de otra forma, para que nadie pudiera acusarles de fraude. A partir del siguiente concierto se llamarían Los Sin Trabajo y el Contrabajo.


56 comentarios:

  1. No hay nada como la sinceridad.
    Me caen muy bien.
    Si actúan por aquí iré a verles, trabaje o no.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que hace falta es que tengan que cambiar el nombre muchas veces hasta convertirse todos en contrabajistas.
      Saludos.

      Eliminar
  2. Hasta ahora no sabía de donde le venía el nombre al contrabajo ;)
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para que veas la de tonterías que aprendes visitándome.
      Saludos, Alfred.

      Eliminar
  3. Los Sin Trabajo y el Contrabajo, que genialidad.
    Maravillosa entrada :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si lo quieres ver así, yo encantado.
      Muchas gracias, Tamara.

      Eliminar
  4. Hola!!
    Muy bonito y me parece una iniciativa genial^^
    Nos leemos, un abrazo ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Verdad que es buena idea? Matan el gusanillo musical y de paso salen de los apuros más urgentes.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Hola. muy bueno el juego de palabras. Seguimos en contacto

    ResponderEliminar
  6. Esta historia está chistosa, por lo original del nombre de la banda: tremendo contexto para poder situar a la palabra contrabajo y darle sentido.

    Saludos, Macondo!

    ResponderEliminar
  7. Eres la leche , Chema. Deberías publicar un libro con estas historias fantásticas.
    Me has recordado a un Sintrabajo que me contactó este fin de semana porque quiere huir de España y mientras tanto se dedica a tocar la Gaita.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé yo cómo se hace eso de publicar libros.
      Espero que el único motivo que tenga para "huir" de España sea buscar un trabajo.
      Besos, Celia.

      Eliminar
  8. Jajajaja grandisimo, casi me gusta más el nombre final que el original. Otra historia estupenda ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me gusta más el último.
      Gracias, Holden.

      Eliminar
  9. Buenísimo Chemaaaaaaaaaaaaaa! jajaja

    Madre mía pero qué imaginación la tuya......eh?

    besitos =)))))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Solo es ponerme a mirar las palabras como si no supieran lo que quieren decir y buscarles el significado que me parece deberían tener.
      Besos.

      Eliminar
    2. Pues lo haces muy bien!

      =)))))

      Eliminar
  10. Chema, aprovecho que hoy ando Sin TRabajo y te hago una visita.
    Un gran abrazo
    CArlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no sabes lo que me alegro, porque hacía días que no sabía de ti.
      Otro fuerte abrazo para ti, Carlos.

      Eliminar
  11. Yo ando CON trabajo, a ver si me meto en una banda de fiestas veraniegas y salgo de la abulia, por decir.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te veo yo a ti muy abúlica precisamente.
      Un abrazo.

      Eliminar
  12. jajajaja que bueno, me gustó mucho, Macondo.

    Un beso y muchos contrabajos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buena falta nos hace: muchos contrabajos.
      Besos, Carmela.

      Eliminar
  13. Eres grande Chema, grandísimo, y si me paso a esta hora en que ya el cansancio me agobia, tu cerebro y tu ingenio me parecen inmensos.
    Que habilidad XD, jugando con las palabras. Con ese nombre seguro que triunfan.
    Estoy "pot".

    Buenas noches y...

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por haberme hecho un hueco en tu cansancio.
      Buenas noches y muchos besos.

      Eliminar
  14. Esta historia me recuerda un poco a "Full Monty" (una de mis pelis favoritas), porque, de un contexto triste, has sabido extraer la chispa, el lado gracioso del asunto. Geniales todas tus entradas.

    ResponderEliminar
  15. Entonces se podría decir que este afortunado tocaba el contrabajo con trabajo.
    (sí, ya sé que hacer el chistecito ahora, cuando tú has dado la clave, es fácil, pero no lo he podido remediar).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ni falta que hacía que lo remediaras.
      Gracias por tu aportación, Ángeles.

      Eliminar
  16. En estos tiempos este grupo debe ser de los pocos que se preocupan por la honestidad...
    Muy bueno.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aún queda gente honesta.
      Gracias, Alberto.
      Un abrazo.

      Eliminar
  17. Magnífico.
    Como se trata de la jugada de un crack, con ese dominio sobrenatural del balón, me ha resultado imposible adivinar en qué se convertiría el título de la entrada, ni hacia donde iba a salir rebotada la pelota.
    Has avanzado magistralmente en la historia hasta quedar centrado y encontrar un hueco para chutar y (bien sûr) meter gol. Nada menos que “contrabajo”. De leyenda.
    Un fuerte abrazo, Kaiser Chema.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Xaheraaaaaaaa!
      Un fuerte abrazo, representante Karima.

      Eliminar
  18. Buen juego de palabras con que culminas el relato... Un texto que vibra

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te agradezco tus palabras, Ildefonso.
      Un abrazo.

      Eliminar
  19. No defraudas, tienes un ingenio ilimitado.
    El cuento, chulísimo, nos llevas por dónde quieres hasta dónde deseas.
    Qué placer leerte...
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Todo eso lo hago yo? No sabes cómo te agradezco que me lo digas.
      Muchas gracias, hermosa.
      Besos.

      Eliminar
  20. Tú sentido del humor me apabulla. Como si me dieran un mazazo de alegría.

    Besos jocoso Chema

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de apabullarte con lo que escribo me resulta inconcebible, pero siempre que sean de alegría bienvenidos sean los mazazos.
      Gracias, generosa Flor de María.
      Y besos.

      Eliminar
  21. Perfecta la conjunción de los "sin" y los "con". Lo malo es que los primeros son muchos más que los segundos.
    Genial el doble sentido de las palabras, Chema eres un experto en esto.
    Besos
    Puri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esperemos que cambien los tiempos y que se vayan imponiendo los contrabajistas.
      Besos, Puri.

      Eliminar
  22. Por culpa de las vacaciones de Semana Santa casi me pierdo la historia de los "sin trabajo y el contrabajo". ! Como puedes tener tanta imaginación !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es simplemente leer las cosas de otra manera.

      Eliminar
  23. Rebuscando entre tus textos más antiguos para leer más cosas tuyas me encontré este cuyo solo nombre ya me llamó mucho la atención. Y, cómo no, el relato en sí mismo me resultó una delicia. Por un momento temí que el resto del grupo echara al contrabajista al no amoldarse ya a su puesto de "músico desempleado", pero no, al final se impuso la solidaridad, se cambió el nombre, y santas pascuas... ¡Genial!

    ResponderEliminar