Cita del día



CITA DEL DÍA: "El cielo se gana por favores. Si fuera por méritos, usted se quedaría afuera y su perro entraría" (Mark Twain).

Entrada antigua de la semana

ENTRADA ANTIGUA DE LA SEMANA: Peter Pan (cuento)


viernes, 16 de diciembre de 2016

El duro de la sota






Pensando en historietas que nos contaba mi padre, recuerdo la de un juego que debía tener éxito en Huesca. Creo que se jugaba en el Casino, aunque de eso no estoy seguro. Al parecer se ponían las cartas de un palo en círculo y los jugadores colocaban encima de ellas sus apuestas. El que hacía de banca, barajaba las sobrantes y sacaba una. Los que habían apostado en la del mismo número o figura, recibían el dinero de los que no habían acertado. Volvía a apostarse, a barajarse, a sacar otra carta y a repartir los beneficios entre los afortunados. Así sucesivamente hasta que se consideraba terminada la partida.

La anécdota con la que se partía de risa mi progenitor era la de aquél señor que, en una de esas partidas, dijo al que tenía a su lado:
—Voy a retirar ese duro de la sota, porque me parece que puede haber lío.
A continuación sacaron carta y resultó ser una sota:
—¡Falta un duro en la sota! —protestó enfadado el que lo había puesto.
—Ya te he dicho que podía haber lío —comentó a su compañero el que lo había quitado.


58 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Vicioso el que lo puso y el que lo quitó cachondo o caradura.

      Eliminar
  2. Jajajaja, si es que los duros siempre acababan trayendo líos, por eso nos los quitaron.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese duro era anterior a los que tú hablas de cinco pesetas. También los quitaron, claro.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. jajajajaja al final no era tan duro el del duro. ¡Qué salao!

    Abrazote utópico, Irma.-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El salao es más bien jeta si no aclaró la gracia y terminó quedándoselo.
      Un abrazo, Irma.

      Eliminar
  4. jajajjaja.

    La jerga del juego de cartas siempre suele ser muy divertido.

    :)

    Muy buena anécdota. Me encantan estas viejas historias...

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya gustado, Nieves.
      Besos.

      Eliminar
  5. Está claro que tu intención, por cómo lo cuentas, es que haya lío...qué cole; igual que aquél (por el cauce) de *Heráclito

    Muy bueno el tramposo, liando el asunto y con compinche tonto. O ambos se lo hacían

    [* Se engañan los hombres [...] acerca del conocimiento de las cosas manifiestas, de la misma manera que Homero, que fue [considerado] el más sabio de todos los griegos. A él, en efecto, unos niños que mataban piojos lo engañaron, diciéndole: 'cuantos vimos y atrapamos, tantos dejamos; cuantos ni vimos ni atrapamos, tantos llevamos']

    Saludos

    ResponderEliminar
  6. En el Oeste le hubieran pegado un tiro y santas pascuas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. O colgado del cuello hasta morir (que Dios se apiade de su alma).
      Un abrazo, Alfred.

      Eliminar
  7. Vaya cara que tenía el que quitó el duro, tal y como lo planteaba el que siempre salía ganando era él. Buenas anécdotas te contaba tu padre.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Además cuando no salía la carta, que evidentemente sería la mayoría de las veces, nadie diría nada.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Hola, acabo de dar con tu blog, me ha gustado y me quedo por él yo también tengo uno , te invito si te apetece a pasarte, saludos ;)
    http://estoyentrepaginas.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Celebro que me hayas descubierto. Te dejo silla, para que vuelvas cuando quieras. Voy a conocer el tuyo.
      Saludos.

      Eliminar
  9. Jajaja jolines vaya "jeta" que tuvo el tio ese EH?

    Un beso.

    ResponderEliminar
  10. Lo que no se inventen los jugadores de carta, no se lo inventa nadie; menudos liantes y tramposos. Me gustaría el poder haber presenciado una partida, o juego de esos de cartas cuando estuve haciendo la mili en Huesca. Aquí hace muchos años, y no es broma, en un pueblo de Valencia, la gente estaba tan picada con las cartas; que según cuentan, cuando se quedaban sin dinero, se apostaban a la mujer.

    Abrazo Macondo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de la mujer lo he escuchado yo también y parece exagerado, pero ha habido bastantes patrimonios perdidos por culpa del dichoso juego.
      Un abrazo, Rafa.

      Eliminar
  11. Jajjajajjaa, qué valor... jajajjaa

    Saludos.

    ResponderEliminar
  12. jajajaja No me hubiera extrañado que fueras tu el protagonista :)
    Salud y abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué va, si eso lo contaba de padre de gentes mayor que él. Además yo soy muy respetuoso con el dinero de los demás, no sé cómo has podido pensar semejante cosa. :)
      Salud y abrazo.

      Eliminar
  13. Conozco historias muy turbias de jugadores de póker, engancha tanto este juego que hay quien pierde la razón y la hacienda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Ilduara, aunque en este caso más bien parecen partidas intrascendentes con algún caradura infiltrado.

      Eliminar
  14. Qué cara más dura el del duro!
    Jjajajaja muy bueno.

    Besos y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Más que el cemento.
      Besos y buen fin de semana también para ti.

      Eliminar
  15. :D :D Pensé "a ver si le entiendo" porque no sé de juegos de cartas :D Acabé de entender con tu comentario a Ambar :) ¡Hay cada listo por ahí!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya ves que no hay que saber de juegos de cartas, sino ver que la picaresca está introducida en todos los órdenes de la vida.
      Besos.

      Eliminar
  16. jajajajaja vaya cara dura la del basto.
    Un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé si basto o fino, pero jeta toda la del mundo.
      Besos, Carmela.

      Eliminar
  17. No se puede negar que el tipo la tenía clara.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay gente que no tiene los escrúpulos ni de adorno.
      Saludos.

      Eliminar
  18. Jajajaja, la primera sonrisa del día... Gracias, jovenzuelo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la carcajada y, sobre todo, por lo de "jovenzuelo".

      Eliminar
  19. Si es que el que no sale a tortas es porque no quiere!!! Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay algunos que si no las buscan parece que no son felices.
      Besos, Nieves.

      Eliminar
  20. Jajajajaja, qué listo el tío :)
    Besos, Chema.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No digas eso, Celiaaaaa. Vaya ejemplo estás dando a los niños que me leen. :)
      Besos.

      Eliminar
  21. Vaya guasa, la de tu progenitor, Macondo.
    No me extraña que su hijo naciera con ese sentido del humor con el que nos deleitas.
    Me alegra mucho el encontrarte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que mi padre tenía mucho sentido del humor, sobre todo para captar estos chascarrillos populares.
      Yo también celebro tenerte al otro lado.

      Eliminar
  22. jajaja, tu padre lo que era es un cachondo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que sí. Disfrutaba mucho con estas cosas.

      Eliminar
  23. Habría que ver a este hombre en Las Vegas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Demasiado poco sofisticada me parece a mí la gracia para que pudiera dar el pego en Las Vegas, pero vaya usted a saber.

      Eliminar
  24. jajaja menudo tunante, y un duro muy rico que se llevó 'by the face'.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si se llevó ese figúrate con qué facilidad se habría llevado todos aquellos en los que, habiendo hecho lo mismo, no había salido la carta. En esos casos nadie habría protestado.

      Eliminar
  25. Listillo el señor, no hay duda de que era un avispado jejeej.
    Entre listos anda el juego jjjjj y este era un crak.
    Besos Chema.
    Puri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Avispado, pero con algún otro calificativo más.
      Besos, Puri.

      Eliminar
  26. Estoy colorá como un tomate, pero es que, por más vueltas que le doy, no lo COJO, no lo COJO.

    Besos, Macondo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supón que tu apuestas un duro a favor de la sota y lo dejas encima de ella para que quede constancia. Voy yo, lo quito y me lo echo al bolsillo. Sacan carta y resulta que sale ganadora la sota. En principio no te pagan porque, al haberme llevado yo tu dinero, ya no aparece tu apuesta.
      Besos, Sara.

      Eliminar
  27. jajajaja yo tampoco lo había cogido, pero lo volvía a leer y por fin entendí!!! jajajaja vaya con el señor ratero!
    La primera vez que lo leí, pensaba que él mismo quitaba su dinero por eso no le entendía...ya sabes como soy Chema! :P

    Besos y Feliz Navidad ! =))))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que tú habías pensado al principio es lo lógico, pero entonces no tendría gracia la cosa.
      Feliz Navidad.
      Besos.

      Eliminar
  28. ¡Jajaja! Vaya tío más "listo". Yo creo que esto tuvo que tener una 2ª parte que tu padre no te contaría porque serías niño. Seguro que a ese que hoy han pillado no se fue de rositas, vaya cómo eran los judgadores de cartas.
    ¡Cuánto tiempo que no pasaba por aquí! Y qué alegría me llevo al veros a todos en una tertulia tan amena. Me encanta y me voy con una sonrisa que en estos tiempo no es poco. Antes de irme, felices fiestas por si acaso, que mi tiempo vuela. Un abrazote Chema.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho tu visita, María Pilar.
      Muy felices fiestas también para ti.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar