Cita del día



CITA DEL DÍA: "El cielo se gana por favores. Si fuera por méritos, usted se quedaría afuera y su perro entraría" (Mark Twain).

Entrada antigua de la semana

ENTRADA ANTIGUA DE LA SEMANA: Peter Pan (cuento)


miércoles, 14 de junio de 2017

El final de los tiempos






Como consideraron una invasión la llegada de los extranjeros a sus tierras, les resultó traumática. Además estaban demasiado apegados a los bienes terrenales y no los cedían de buen grado. No supieron apreciar que los malos tratos recibidos eran el tributo que tenían que pagar por su rebeldía a entrar en la civilización. Tenían tan arraigadas sus obsoletas costumbres que debieron renunciar a ellas por la fuerza, hasta que llegaron a convencerse de que eso que les estaba sucediendo era un beneficioso avance hacia la modernidad.

Desertar de su sencilla religión de siempre para pasar a adorar al Dios verdadero fue lo que más les costó. Sin embargo terminaron dándose cuenta de que era mucho más generoso que Mobukunta, el árbol seco al que hasta entonces habían adorado. Dios era capaz de perdonarte una vida de maldades si antes de morir tenías un momento de arrepentimiento y le contabas tus pecados a un padrecito. Lo que ya no se entendía tan bien era que habiendo sido siempre bueno un mal pensamiento de última hora pudiera condenarte, pero tampoco había que comprenderlo todo. Para eso estaba la fe.

Cuando en el Último Día se produjo la Resurrección, tal y como les habían pronosticado, volvieron a pensar que solamente por haberles mostrado la Luz tenían que estar eternamente agradecidos a aquella gente que les había colonizado. No querían ni pensar qué hubiera sido de ellos si hubiesen seguido adorando a un ídolo equivocado y nadie hubiera llegado a echarles el agua por la cabeza. Como Dios es bueno y no castiga el desconocimiento seguramente no los hubiese mandado al infierno, pero se hubieran quedado por los siglos de los siglos en ese limbo donde debían ir las personas sin bautizar y los animales.

Llegado el momento de rendir cuentas pasaron a una gran sala y quedaron alucinados al encontrarse con la mirada del Juez y escuchar sus palabras:
—Yo tampoco castigo la ignorancia, ni siquiera la penalizo. Pasad a disfrutar la eternidad conmigo y todas mis criaturas —les dijo Mobukunta con un perro a la diestra y otro a la siniestra.


48 comentarios:

  1. Creer en la eternidad sea cual sea es algo divino. Tener la idea de que Mobukunta te espera es uno de esos regalos que el alma mantienes mientras deambulamos un puñado de años en la tierra.

    Besitos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ellos ya no esperaban a Mobukunta, sino al que les habían convencido de que era el "dios verdadero". Su sorpresa fue descubrir que eran ellos los que tenían la razón y no los colonizadores.
      Besos.

      Eliminar
  2. Oye pues yo prefiero pasar la eternidad con Mobunt ay sus perros así que estaban de suerte.
    Cuando era adolescente pensaba mucho en esto, fue a raíz de conocer a una misionera. ¿Ayudar significa que ellos deban renunciar a sus creencias para abrazar las de las personas qu eayudan? ¿Y realmente ayudan?
    Me ha encantado el relato/parábola.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también se me planteaban preguntas de esas, pero pensaba que era demasiado joven para encontrarles respuesta. Ahora que soy mayor sigo sin respuestas para muchas de ellas.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Menuda sorpresa! Esta historia puede hacer tambalear la fe de muchos cristianos y hacer que se pasen al Mobukuntismo, jeje.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver si hemos inventado una religión. Por lo menos parece sencilla y de poco gasto.
      Un abrazo, Josep.

      Eliminar
  4. Yo nunca entendí eso de "evangelizar" para demostrarle a alguien que está equivocado en su fe. ¿Y si la fe equivocada es la que evangeliza? Curiosamente, todas las religiones son "la única verdadera". Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. “Cada pueblo tiene la ingenua convicción de ser la mejor ocurrencia de Dios” (Theodor Heuss).
      Y cada religión tiene la ingenua conviccioón de que su dios es el verdadero.
      No sé si somos prepotentes o gilipollas.
      Besos.

      Eliminar
  5. No hay que abandonar los principios de toda la vida por abrazar la modernidad :)
    Genial, como siempre!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso me parece a mí. Por lo menos hay que ser selectivo.
      Gracias, Alfred.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Yo soy un adorador del árbol, un dios hecho a mi medida, a mi manera de vivir.

    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está claro que tu religión es el mobukuntismo, que nombra Josep más arriba.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Vaya final!, menuda sorpresa encontrarse con su Mobukunta y que encima fuera tan bonachón y poco rencoroso.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al final va a ser que dios es el mismo, pero con distintos disfraces. Cada religión lo viste como le interesa. Pregúntaselo a Enrique VIII.
      Besos.

      Eliminar
  8. Pero hombre ¿No te has enterado que hace años que la Iglesia eliminó el Limbo? ahora ya no existe, y lo se hasta yo, que no soy creyente... :)
    Salud y abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ten en cuanta que cuando se abolió el limbo estos pobres hacía muchos años que habían muerto. Y ahora acaban de resucitar para la cosa del juicio final y no les ha dado tiempo de ponerse al día.
      Salud y abrazo, Genín.

      Eliminar
  9. Me cae bien Mobukunta... no sé si su apellido será Kinte...

    Con ese nombre puede jugar en la Premier como centrocampista.
    Seguro que allí le adorarán.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y yo que lo veo más en el Barça, que está acostumbrado a tener a D10S. Maradona, Messi y Mobukunta. Padre, Hijo y Espíritu Santo. Tres personas distintas y un solo D10S verdadero.
      Saludos.

      Eliminar
  10. Como para volverse a morir, no??? :DDD

    Muy bueno, como siempre Chema.

    Besos =)))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues yo con esa sentencia tan favorable creo que no apelaría volviéndome a morir para ver si me iba mejor.
      Gracias, Liliana.
      Besos.

      Eliminar
  11. Mobukunta debía ser un árbol muy especial, de esos que dan sombre en verano y dejan pasar los rayos de sol en invierno. Seguro que Mobukunta también daría sabrosos frutos. ¿ Hay algo más protector que un árbol?.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de la sombra en verano y los rayos de sol en invierno resulta creible y desde luego muy atrayente. Para frutos lo veo demasiado seco.
      Besos.

      Eliminar
  12. Cada quien con sus creencias. La fe es creer en algo incomprobable, y la mayoría somos personas de fe.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La fe es una palabra tan corta como complicada.
      Saludos.

      Eliminar
  13. Desde luego Mobukunta era mucho más justo y comprensivo que otros que se las dan de justos.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que todos los dioses pueden valer. Los que los estropean son los creyentes.
      Besos, Conxita.

      Eliminar
  14. Cuando los colonizados se encontraron ante Mobukunta se quedarían alucinados, pero cuando lo vieran los colonizadores... qué corte, ¿no? :D

    Interesante parábola, sí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo había pensado, pero la verdad es que sí. Vaya plancha, después de haber ido de redentores.
      Gracias, Ángeles.

      Eliminar
  15. Las religiones y los dioses son y han sido la perdición del mundo. Cuántos y cuántos crímenes y atrocidades se han llevado a cabo en el nombre de dios, me da lo mismo el dios que sea. Y ahora más que nunca ese fanatismo tan peligroso, de los dioses y creencias están a flor de piel. Si se reencarna uno, que sea en forma de sapo; viscoso y con los ojos bien grandes.

    Abrazo Macondo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego original es eso de reencarnarse en sapo. Claro que siendo con los ojos bien grandes...
      Un abrazo.

      Eliminar
  16. Los hay más justos que Jehová, y Mobukunta es la prueba.

    Ahora cómo le harán para demostrarme que el bueno de Mobukunta no existe? Jaque mate, cristianos.

    Saludos y saludes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cada cual con su dios, respetando el de los demás si lo tienen y si no su ateísmo. En principio no parece complicado, pero la tendencia es meterse a redentor.
      Saludos.

      Eliminar
  17. La religión casi siempre ha sido una herramienta para esclavizar o someter a otros, este escrito refleja muchos episodios similares en nuestra historia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con frecuencia se ha utilizado el nombre de dios como excusa para cometer fechorías.

      Eliminar
  18. Cuanto daño hemos causado culpando un Dios de tantos nombres.... Hermoso tu texto Macondo. Un beso

    ResponderEliminar
  19. Me has recordado a la conquista de América... De niña y de mayor siempre me ha traumatizado lo que hicieron con los indios, por ejemplo. Buen finde, niño!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver si vas a condenarte por pensar tanto.
      Buen finde también para ti, chavalica.

      Eliminar
  20. Con lo que se demuestra que la idea de Dios -y acaso todos los dioses- son la misma cosa.

    Magnífico relato.

    ResponderEliminar
  21. Las mayores atrocidades de la historia se hicieron en nombre de las religiones y parece que los desencuentros no tienen fin.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Ilduara. Tenemos ejemplos bien recientes.
      Besos.

      Eliminar
  22. UNA REALIDAD QUE NO SABEMOS HASTA CUÁNDO DEJARÁ DE SER ACTUAL.
    ABRAZOS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la visita.
      Un abrazo, Adolfo.

      Eliminar
  23. Si Mobukunta se parece al de la foto,no es muy para adorar, más bien para escapar.
    Eso de las religiones y el más allá es algo con lo que juegan para engañar a sus seguidores.Es un tema muy de actualidad por desgracia.
    El mas allá está aquí, allá no hay nada.
    Besos Chema y feliz Domingo.
    Puri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Había pensado poner una imagen de un árbol con ojos, pero no me pareció serio para Mobukunta.
      Besos y feliz domingo también para ti, Puri

      Eliminar